Translate

Mostrando entradas con la etiqueta TEXTOS ESPURIOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta TEXTOS ESPURIOS. Mostrar todas las entradas

martes, 11 de diciembre de 2012

Còmo la cristiandad llego a ser trinitaria- parte dos - Los ‘bárbaros’ arrianos


Desde el quinto siglo en adelante, no volvió a haber ningún otro emperador romano arriano. Sin embargo, esto no señaló el fin del arrianismo como una religión nacional. ¡Lejos de ello! Después de la muerte de Teodosio, Roma volvió a ser presa de los invasores arrianos germanos que en su arremetida bajaron desde el norte. Dice una autoridad católica romana: “A pesar de alguna persecución, el cristianismo en esta forma [arriano] se esparció con notable vigor desde los bárbaros a las tribus vecinas. . . . Cuando éstos invadieron el occidente y establecieron los varios reinos germánicos, la mayoría de las tribus confesaban el [arrianismo] como su religión nacional y en algunos casos perseguían entre los de la población romana, a los que confesaban la ortodoxia católica. . . . Pero gradualmente la Iglesia Católica [Romana] logró eliminar el arrianismo. En algunos casos esto se logró mediante acción militar que prácticamente barrió con el elemento germánico.” Esto tuvo lugar durante el reinado del emperador Justiniano, cuya ambición era restaurar el Imperio Romano a su anterior gloria y quien fue notorio por su persecución, no solo de los arrianos, sino también de los judíos y de los samaritanos. ¡Hasta prohibió a los judíos leer sus Escrituras en hebreo!
Pero Justiniano no terminó con el arrianismo. Roma todavía iba a tener más que ver con los bárbaros germánicos, porque unos pocos años después de la muerte de Justiniano los lombardos, de quienes se dice que eran una de las más feroces de todas las tribus germánicas, invadieron a Italia. No pasó mucho antes de que tuvieran la mayor parte de la península itálica bajo su control. Entonces a mediados del siglo séptimo, por una u otra razón, los lombardos gradualmente se hicieron católicos romanos trinitarios, y así, aunque siguieron creándole problemas al papado, era sobre asuntos políticos y territoriales, no religiosos.
Con respecto a este período leemos: “En la resultante hecatombe, la fortuna alternaba, más a menudo a consecuencia de los cambios políticos y los patrocinios civiles que debido a los argumentos teológicos.” Y como dice otra autoridad, el arrianismo “se mantuvo por dos siglos más, aunque más por accidente que por elección o convicción.” De paso, esa actividad política y militar de parte de los arrianos refuta la acusación de algunos de que los amantes de la paz y apolíticos testigos cristianos de Jehová son arrianos.
A medida que notamos lo que la historia dice acerca de las actividades políticas de los trinitarios y de los arrianos, no podemos menos que quedar impresionados por la exactitud con la que tanto Jesús como sus apóstoles predijeron lo que le sucedería a la congregación cristiana. Como dijo Jesús en una de sus parábolas: “Mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sobresembró mala hierba entre el trigo, y se fue.” Y así es que el campo que originalmente era un trigal se convirtió en un pedazo de terreno lleno de mala hierba. (Mat. 13:25) Y, considerando la avaricia y la violencia que éstos desplegaron, uno aprecia con cuánta exactitud el apóstol Pablo predijo estos acontecimientos: “Yo sé que después de mi partida entrarán entre ustedes lobos opresivos y no tratarán al rebaño con ternura.” ¡Incluidos entre estas manadas de lobos estuvieron tanto los trinitarios como los arrianos, y entre éstos los más feroces eran los primeros!—Hech. 20:29.
[Nota]
El hecho de que los arrianos tenían textos bíblicos que los apoyaran es evidente de textos tales como Juan 14:28; Colosenses 1:15-17; 1 Timoteo 1:17; Revelación 3:14.

domingo, 11 de noviembre de 2012

LA TRADUCCIÒN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS : ¿ QUITÒ ALGUNOS VERSICULOS DE LA BIBLIA ?




 El libro de Revelación advierte: “Si alguien quita algo de las palabras del rollo de esta profecía, Dios le quitará su porción de los árboles de la vida.” Sí, el remover una parte verdadera de la Biblia sería asunto serio. (Rev. 22:19) Pero ¿había sucedido esto? Veamos.

En la traducción de la Biblia que cierta señora estaba usando faltaban algunos versículos, pero ¿qué versión era? Pudiera haber sido cualquiera de varias versiones recientes. Por ejemplo, esos versículos no están en estas Biblias en inglés: Common Bible (La Biblia Común, una edición ecuménica para católicos y protestantes), la New English Bible (Nueva Biblia Inglesa): y, en español y en inglés: la Traducción del Nuevo Mundo, usada por los testigos de Jehová, ; la Biblia de Jerusalén, católica, la Reina -Valera 1995 y la Dios Habla Hoy para mencionar algunas.
¿Sabe usted por qué se omiten estos versículos? Puede ser que se pregunte: ‘¿Le falta algo a mi Biblia?’
En una palabra, la respuesta es: No. En realidad estos versículos no son parte de la Biblia, aunque muchas traducciones de alguna antigüedad los han tenido. Para algunas personas pudiera parecer escandaloso el oír que ciertas palabras, frases y hasta versículos enteros que aparecen en Biblias a las cuales se da extenso uso no son auténticos. Por eso, es bueno que se dé alguna explicación.


Como usted quizás sepa, los manuscritos originales de los libros del “Nuevo Testamento” (las Escrituras Griegas Cristianas) no están disponibles hoy para ser usados por los traductores. Nadie ha descubierto un libro de la Biblia “autografiado,” por decirlo así, por los apóstoles Pablo, Juan u otros. Pero es patente que poco después de la escritura de los originales los cristianos primitivos comenzaron a hacer copias para usarlas.
Por lo general los copistas ejercieron un cuidado extremado para asegurarse de que su obra fuera una copia exacta de los escritos originales. Hoy muchos correctores de pruebas ejercen un cuidado similar. Pero probablemente usted haya visto que en los periódicos y libros modernos sí aparecen errores tipográficos, como los de un error ortográfico, o la omisión o repetición de una línea. Si esas pequeñas fallas de imprenta ocurren a pesar de nuestros adelantos técnicos actuales, se puede comprender que pudieran ocurrir al estarse copiando a mano libros enteros de la Biblia. Las copias posteriores, las más alejadas de las originales, tendían a tener más errores.

Considere cómo pudiera suceder esto. Pudiera ser que  un escriba que estuviera muy familiarizado con el Evangelio de Mateo, al copiar el Evangelio de Marcos o Lucas, tendiera a usar la fraseología que tan bien conocida le era por su estudio de Mateo. Pudiera ser que no notara que una oración usada por Mateo no se hallaba en el relato paralelo por Marcos o Lucas. Por eso, quizás añadiera la oración en el margen. Sin embargo, pudiera suceder que un copista posterior introdujera aquella oración en el texto principal de Marcos o Lucas, por creer que estaba allí originalmente, puesto que hacía que hubiera más estrecha concordancia entre los relatos. Por ejemplo, en el relato que da Lucas de la Oración del Señor (o el “padrenuestro”) algunos manuscritos añaden “Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.” Sin embargo, el peso de la evidencia sugiere que esto se tomó del relato de Mateo y se colocó aquí, y en traducciones modernas de la Biblia esto se omite de Lucas 11:2. (Mateo 6:10) Como usted puede ver, estas armonías hechas por escribas con motivos sinceros tendían a añadir material.

Ahora, dirijamos nuestra atención al siglo 16, precisamente antes de que se hicieran algunas de las más extensamente conocidas traducciones al inglés. La invención de la imprenta con el uso de tipo movible permitía hacer libros en grandes cantidades y a menos costo, y estimuló el interés en la Biblia. En vez de tener las Escrituras solamente en las traducciones latinas que por largo tiempo se habían usado en la iglesia romana, los eruditos y doctos empezaron a clamar por ejemplares en griego, el idioma en el cual se escribió el “Nuevo Testamento.” En 1515 un impresor suizo, percibiendo que tenía una excelente oportunidad para negocio, envió un mensaje a Desiderio Erasmo, un prominente erudito holandés, en el cual le pedía que preparara en corto tiempo para impresión un ejemplar o copia del “Nuevo Testamento” en griego.
Graphic Guide to Modern Versions of the New Testament (Guía gráfica a las versiones modernas del Nuevo Testamento), de Herbert Dennett, explica lo que sucedió:
“Sin embargo, esta tarea se emprendió con poco tiempo para ella, y se ejecutó con prisa. Erasmo usó sólo media docena de manuscritos, y, de éstos, uno sólo era moderadamente antiguo y confiable. Ninguno de sus manuscritos contenía todo el Nuevo Testamento, y algunos versículos que no estaban en ninguno de ellos fueron de hecho traducidos de nuevo por Erasmo [en retroceso] del latín al griego. Este texto publicado fue revisado posteriormente con la ayuda de unos cuantos manuscritos más, pero el resultado de esto tuvo poco efecto en la obra.”—Pág. 119.
REFINANDO EL TEXTO

En el siglo dieciséis, Erasmo solo tenía unos cuantos manuscritos griegos de fecha tardía con los cuales trabajar. Pero no ha sucedido así en los siglos diecinueve y veinte. Durante este tiempo se han descubierto miles de antiguos manuscritos y fragmentos griegos. Para 1973, el total de manuscritos griegos conocidos era de 5.338, y se siguen hallando más. Varios de los principales manuscritos de la Biblia en griego, tales como el Códice del Sinaí y el Códice del Vaticano, se remontan al siglo cuarto. Algunos son más antiguos todavía. Por ejemplo, un fragmento del evangelio de Juan data de alrededor de 125 E.C.

A medida que la pequeña corriente de manuscritos griegos antiguos que se iban descubriendo se convirtió virtualmente en una inundación, los doctos y eruditos pudieron compararlos con ojo crítico. Este criticismo textual no se debe confundir con la “alta crítica,” que tiende a restar respeto a la Biblia como la Palabra de Dios. El criticismo textual envuelve una comparación cuidadosa de todos los manuscritos de la Biblia conocidos, con el fin de determinar la lectura verdadera u original y eliminar cualesquier añadiduras.

Para ilustrar cómo funciona esto, imagínese lo que sucedería si usted quisiera que 200 personas hicieran una copia manuscrita de un escrito hecho del puño y letra de alguien. La mayoría de estas personas cometería errores, algunos de poca importancia y otros más significativos. Pero no todos cometerían los mismos errores. Entonces, si un individuo alerta tomara las 200 copias y las comparara, podría aislar o determinar los errores. Un error en uno o dos saltaría a la vista debido a que no estaría en los demás 198 que tendrían la lectura correcta. Así, con esfuerzo, este individuo podría salir con un escrito exacto del documento original aunque nunca lo hubiese visto.
Aunque otras personas se habían esforzado anteriormente por refinar así el texto del “Nuevo Testamento,” a fines del siglo diecinueve dos doctos de Cambridge, B. F. Westcott y F. J. A. Hort, produjeron un texto refinado que ha obtenido amplia aceptación. Se publicó en 1881; sin embargo, recientemente un profesor dijo:
“Westcott y Hort hicieron su trabajo tan cuidadosamente y con tan excepcional aptitud que desde entonces la obra textual o ha sido una reacción a la de ellos o ha ido en dirección de ponerla en práctica. . . . Lo significativo es que hasta los que tendían a disentir con el [método] de Westcott y Hort publicaron textos griegos que diferían muy poco del de ellos.”—Christianity Today, 22 de junio de 1973, pág. 8.

Este texto refinado por Westcott y Hort se ha usado como texto básico para varias traducciones recientes, entre ellas la Traducción del Nuevo Mundo.

ALGUNOS VERSÍCULOS “QUE FALTAN”

Con la información anterior como fondo, estamos mejor capacitados para examinar algunos de los versículos que al principio pudieran haber dado la impresión de faltar de traducciones recientes de la Biblia.
Anteriormente mencionamos que pudiera suceder que, de otro lugar, un escriba añadiera una oración o versículo a un relato que estuviera copiando. Eso se puede ver fácilmente en Marcos 9:43-48. En muchas versiones de las más modernas se omiten los versículos 44 y 46, y a veces se añade una raya para indicar la omisión, como en la Traducción del Nuevo Mundo. El texto de esos dos versículos dice: “donde su cresa no muere y el fuego no se apaga,” exactamente lo que dice en el versículo 48. Aunque algunos manuscritos griegos contienen los versículos 44 y 46, varios manuscritos de más antigüedad, y de autoridad, no los contienen. La evidencia sugiere que un escriba o escribas simplemente repitieron el versículo 48, quizás hasta por accidente. Por eso, el omitir los versículos 44 y 46 en una Biblia moderna de ninguna manera envuelve dejar fuera parte de la Palabra de Dios, pues la misma oración está en el versículo 48. Pero ¿qué se logra con la omisión de los dos versículos dudosos? El relato se refina y se da como a Marcos se le inspiró a escribirlo.
En otros casos los “versículos que faltan” obviamente han venido de otros libros de la Biblia. Algunas ediciones de la Biblia ayudan al lector a ver esto, porque imprimen en una nota al pie de la página el texto del versículo omitido, como se hizo en ciertas ediciones de letra grande de la Traducción del Nuevo Mundo. Si usted no tiene esta ayuda, puede comparar su Biblia moderna con la Versión Valera o una traducción similar de las antiguas. Por medio de esa comparación usted puede confirmar para su propia satisfacción que lo que se omite puede ser simplemente un versículo repetido de otro lugar o libro. Por ejemplo, note Romanos 16:24 y compárelo con el versículo 20 y los pasajes de conclusión en casi cualquiera de los libros escritos por el apóstol Pablo. Usted verá que, en Romanos 16:24, evidentemente algún copista añadió una expresión de cierre como la que Pablo incluyó en casi todos sus libros.

Quizás el pasaje más polémico que se ha removido de traducciones recientes que son fieles a la evidencia que presentan los manuscritos antiguos es una parte de 1 Juan 5:7. En el pasado, con frecuencia se acudía a este texto para apoyar la doctrina de la Trinidad, que no tiene base en las Escrituras. Acerca del pasaje espurio, la Biblia de Jerusalén, católica, dice:
“El texto de los vv. 7-8 está recargado en la Vulg. por un inciso (más abajo, entre paréntesis) ausente de los mss griegos antiguos, de las antiguas versiones y de los mejores mss de la Vulg., y que parece una glosa marginal introducida tardíamente en el texto:
 “Pues tres son los que dan testimonio (en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo, y estos tres son uno; y tres son los que dan testimonio en la tierra): el Espíritu, el agua y la sangre, y estos tres son uno.”

Porque este versículo viene de un tiempo mucho más tardío que el tiempo en que se escribió la Biblia, y es de naturaleza tan claramente espuria, muchas traducciones modernas ni siquiera lo tratan como hacen con otros versículos que se omiten.

Finalmente, podemos mencionar un par de porciones de la Biblia, más largas, con relación a las cuales la evidencia que suministran los manuscritos no les parece totalmente convincente a los doctos. El final del libro de Marcos, desde el versículo 9 en adelante, es una de éstas. Otra es Juan 7:53-8:11, acerca de la mujer a quien sorprendieron en adulterio y que vino a Jesús. Este relato apareció por primera vez en algunas versiones en latín antiguo, y, en manuscritos griegos posteriores, está en otros tres lugares de los Evangelios. En muchas traducciones se incluyen estas dos porciones, pero se les separa del texto principal, a veces por medio de ponerlas entre corchetes o en un tipo de letra más pequeño.

CONFIANDO EN LA BIBLIA

Esta consideración de algunos versículos aislados que obviamente no son parte de la Biblia inspirada no debe dejar a nadie con dudas en cuanto a la autenticidad de la Palabra de Dios. En vez de socavar la confianza en las Escrituras, esto debe servir para subrayar el hecho de que Dios ha conservado su Palabra en un estado notablemente puro.
Después de haber hecho una investigación cuidadosa, el docto F. J. A. Hort llegó a esta conclusión:
“Por lo tanto no es superfluo declarar explícitamente que la mayor parte de las palabras del Nuevo Testamento quedan por encima de todos los procesos discriminatorios del criticismo, porque están libres de variación, y solo tienen que ser transcritas. . . . La zona entera de variación entre lecturas que se han admitido hasta ahora en los textos impresos, o que probablemente se hayan de admitir alguna vez, es comparativamente pequeña; y gran parte de ésta se debe simplemente a diferencias entre las ediciones tempranas no críticas y los textos que se han formado dentro del último medio siglo con la ayuda de la evidencia documental de valor inapreciable que ha salido a la luz recientemente.”
Añadió:
“En la variedad y plenitud de la evidencia sobre la cual se basa, el texto del Nuevo Testamento subsiste absoluta e incansablemente solo entre los escritos antiguos en prosa.”
Sir Frederic Kenyon concordó plenamente, y declaró:
“Al fin, reconforta el descubrir que el resultado general de todos estos descubrimientos y todo este estudio, es el de fortalecer la prueba de la autenticidad de las Escrituras, y nuestra convicción de que en nuestras manos tenemos efectivamente, en integridad sustancial, la Palabra de Dios.”
[Notas]
Haga estas comparaciones:


Mat. 18:11—Luc. 19:10;
Mat. 23:14—Mar. 12:40—Luc. 20:47
Mar. 11:26—Mat. 6:14Mar. 15:28—Luc. 22:37; 
Luc. 17:36—Mat. 24:40Luc. 23:17—Mat. 27:15—Mar. 15:6
 2 Cor. 13:14
Fili. 4:23; 
1 Tes. 5:28
2 Tes. 3:18.
Mar. 7:16—Mar. 4:9, 23—Luc. 8:8; 
1 Cor. 16:23;
MAS INFORMACIÒN EN EL SITIO OFICIAL : www.jw.org

Marcos 9 : 44 ; 46 : ¿Estaba hablando Jesús del infierno?



HAY quienes afirman que las palabras de Jesús recogidas en Marcos 9:48 sirven de base para creer en la doctrina del infierno. Allí Jesús habló de cresas (o gusanos) que no mueren y de fuego que no se apaga. Si alguien le preguntara sobre este asunto, ¿qué le respondería?
Ciertas versiones de la Biblia dicen en los versículos 44 y 46 algo muy parecido a lo que dice el versículo 48. En la Traducción del Nuevo Mundo leemos lo siguiente en Marcos 9:47, 48: 
“Si tu ojo te hace tropezar, tíralo; mejor te es entrar con un solo ojo en el reino de Dios que con dos ojos ser arrojado al Gehena, donde su cresa no muere y el fuego no se apaga”.
Algunas personas aseguran que la declaración de Jesús apoya la idea de que las almas de los malvados sufren por toda la eternidad. Por ejemplo, la Sagrada Biblia de la Universidad de Navarra (edición de 1990) dice en una nota:
“Con [estas palabras] se refiere el Señor a los tormentos del infierno. Con frecuencia, el gusano que no muere se ha aplicado a los remordimientos eternos que atormentan a los condenados; y el fuego inextinguible, a la pena de sentido corporal”.
Sin embargo, comparemos las palabras de Jesús con el último versículo del libro de Isaías. ¿No es evidente que Jesús estaba aludiendo a este versículo? El Comentario Bíblico “San Jerónimo” señala que :
"el profeta estaba hablando de salir “de Jerusalén hacia el vecino valle de Himnón (Gehenna), donde en otros tiempos se practicaron sacrificios humanos (Jr 7,31), y que después se convertiría en el basurero de la ciudad”. 
Es obvio que el pasaje simbólico de Isaías 66:24 no habla de personas vivas que sufren tortura, sino de cadáveres. Además, según el texto bíblico, ¿quiénes son los que no mueren? Los gusanos, no los humanos vivos o las almas inmortales. Entonces, ¿qué significan las palabras de Jesús?
Observe el comentario que hace sobre Marcos 9:48 la obra católica El Evangelio de Marcos.
"Análisis lingüístico y comentario exegético, volumen II: “[La] frase [está] tomada de Isaías (66,24). El profeta expone los dos modos como suelen destruirse los cadáveres: la putrefacción y la cremación [...]. La yuxtaposición en el texto de gusanos y fuego refuerza la idea de destrucción [...]. Las dos fuerzas destructoras se describen como permanentes (‘no se apaga, no muere’): no hay manera de escapar de ellas. En la imagen, pues, los que perviven son el gusano y el fuego, no el hombre, y aniquilan todo lo que cae en su poder. No se describe, por tanto, un tormento eterno, sino una destrucción total, que, al impedir la resurrección, equivale a la muerte definitiva”. Y la nota a pie de página añade: “El [fuego] es, pues, una figura de la aniquilación”.
Esta manera de entender las palabras de Jesús es lógica, y todo el que sabe lo amoroso y justo que es el Dios verdadero debería ser capaz de verlo. Jesús no dijo que los malvados serían atormentados por toda la eternidad, sino que corren el riesgo de sufrir destrucción total sin posibilidad de resurrección.
[Notas]
Los manuscritos bíblicos más confiables no incluyen los versículos 44 y 46. Los especialistas reconocen que probablemente se trata de añadiduras posteriores. El profesor Archibald Thomas Robertson escribe:
 “Los mejores y más antiguos manuscritos no dan estos dos versículos. [Dichos manuscritos] proceden de las familias Occidental y Siria (Bizantina). [Los versículos] son una mera repetición del versículo 48. Por ello, [omitimos] los números 44 y 46 en nuestros versículos [por] no [ser] genuinos”.
“Realmente saldrán y pondrán la vista sobre los cadáveres de los hombres que estuvieron transgrediendo contra mí; porque los gusanos mismos que están sobre ellos no morirán, y su fuego mismo no se extinguirá, y tienen que llegar a ser algo repulsivo para toda carne.”(Isa. 66:24.)
PARA MAS INFORMACIÒN VISITE EL SITIO : www.jw.org

viernes, 9 de noviembre de 2012

JESUCRISTO : EL PRIMERO EN TODAS LAS COSAS . ( Colocenses 1 : 15–18 )


El articulo que nos ocupa ahora tiene que ver con la serie de temas que venimos tratando para demostrar que la VERDAD no tiene por que someterse a la opinión mas popular , máxime si esta VERDAD tienen que ver con la PALABRA INFALIBLE DE DIOS.
El texto de Colosenses 2 : 15 _ 20 , es típico en la defensa de la teoría trinitaria y de “prueba “ de que la EXCELENTE TNM está “trucada” por nuestra organizaciòn para “sustentar maliciosamente “ las “ doctrinas de la SOCIEDAD WATCHTOWER” .

Bueno , nosotros respondemos a esta acusación así :
1 -  Que Colosenses 1 : 15 – 20 no enseña de ninguna manera que Jesús sea parte de una trinidad ;
2  -  Que Colosenses 1 : 15 – 20 , según la TNM es la traducción mas correcta del texto bíblico ;
3-    Que Colosenses 1 : 15 – 20 ; si muestra que Jesùs es el “primero en todas las (cosas) “
Pasemos al primer punto :
1 - Colosenses 1 : 15 – 20 no enseña de ninguna manera que Jesús sea parte de una trinidad ;
¿ Por que decimos esto ?Pues la razón de que el texto ORIGINALMENTE ESTA HABLANDO DE “ LA OBRA SALVADORA DE DIOS MEDIANTE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO “(véase  Col 1:20  “ y por medio de él Dios reconcilió a todo el universo“)  No se està considerando la IDENTIDAD DE DIOS ni la teorìa de la trinidad.
2 - Colocenses 1 : 15 – 20 , segùn la TNM es la traducciòn mas correcta del texto biblico
Veamos Col 1 ; 15  (Biblia de Jerusalen 2001*)  “porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra,”
Veamos Col 1 : 18   
 (Jünemann LXX)  Y él es la cabeza del cuerpo de la iglesia; el que principio, primogénito de entre los muertos; para que se haga en todas las cosas él primando. 

En consecuencia , si Jesús es el primero en todas las cosas ¿ Es inadmisible que se escriba ( otras) cosas en ralaciòn con la creaciòn ?  Leamos otro texto que usa regularmente la palabra ( otra) aunque en griego no esta , veamos  Lucas 11 : 42 :
DDH ( CATOLICA) – ..”  sin dejar de hacer lo otro.
RV-1909 ( EVENGE)-..”  y no dejar las otras.
Latinoamericana ( Cat ) –”.. sin dejar de hacer lo otro.
Peregrino ( cat)              - ..” sin descuidar lo otro.”

¿Verdad que no hay problema escribir el ADJETIVO “otra-s) cuando el CONTEXTO indica la existencia de mas de uno-a ?
Asì cuando la TNM intercala el ADJETIVO OTRAS entre corchetes   ; lo que significa que esta palabra NO ESTA EN GRIEGO , sino que se  està poniendo un complemento que facilita la COMPRENSIÒN EN NUESTRO IDIOMA lo que esta tratando en el contexto . Veamos cuantas veces menciona OTRAS COSAS  igual que se escribe en Lucas 11 : 42 :
Col 1:16  porque en él fueron creadas todas las cosas,  en los cielos y en la tierra,  las visibles y las invisibles,  tronos, dominaciones, principados, potestades:  todo fue creado por él y para él,
Col 1:17  él existe con anterioridad a todo ( “LAS COSAS” DEL VERSO ANTERIOR ),  y todo tiene en él su consistencia.
Col 1:18  Él es también la cabeza del cuerpo, de la Iglesia:  Él es el Principio,  el Primogénito de entre los muertos,  para que sea él el primero en todo, ( “LAS COSAS” YA MENCIONADAS)
Si se incluye a Jesus EN TODAS LAS COSAS ¿ “las cosas” que siguen ;  no son OTRAS COSAS  A PARTE DE ÈL ?
3- Que Colosenses 1 : 15 – 20 ; si muestra que Jesùs es el “primero en todas las (OTRAS )cosas “
Leamos la EXCELENTE TNM :
Col 1:16  porque por medio de él todas las [otras] cosas fueron creadas en los cielos y sobre la tierra, las cosas visibles y las cosas invisibles, no importa que sean tronos, o señoríos, o gobiernos, o autoridades. Todas las [otras] cosas han sido creadas mediante él y para él.
Col 1:17  También, él es antes de todas las [otras] cosas y por medio de él se hizo que todas las [otras] cosas existieran,
Col 1:18  y él es la cabeza del cuerpo, la congregación. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que llegara a ser el que es primero en todas las cosas;
Es igual al caso que se dice : “ mi hermano MAYOR es el primero entre todos los OTROS HERMANOS .
Todo tiene que ver con el prejuicio preestablecido en la mente del lector , si este es pro-trinitario verà “claramente” que estos textos PRUEBAN que Jesus es EL CREADOR DE TODAS LAS COSAS , pero si usted es un lector y estudiante cinsero de la Biblia NOTARÀ que JESÙS tiene PREEMINENCIA entre las OTRAS COSAS creadas MEDIANTE EL.

Es igual al caso de el articulo INDEFINIDO “UN “ que se usa en TNM en Juan 1 : 1 , y que también se usa en HECHOS 28 : 6
Acá tampoco tiene nada que ver LAS REGLAS GRAMATICALES DEL GRIEGO KOINÈ , sino que tienen que ver los PREJUICIOS DOGMÁTICOS DE LOS TRADUCTORES , pues si el pasaje de Hechos TRATARA SOBRE UN RELATO CON JESÙS DE PROTAGONISTA , entonces TODAS las Biblias dijeran “POR QUE PENSABAN QUE ERA DIOS , en vez de decir “era un dios “ POR SER DE PABLO QUE SE HABLA :
Juan 1 : 1 (DHH L 1996*)  En el principio y a existía la Palabra;[1] y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios.Hechos 28 : 6 (DHH L 1996*)  Todos estaban esperando que se hinchara o que de un momento a otro cayera muerto; pero después de mucho esperar, cuando vieron que nada le pasaba, cambiaron de idea y comenzaron a decir que Pablo era un dios.
De la misma manera en Col 1 15 – 20 , NO se trata de GRAMÁTICA , sino que se trata de PREJUICIO y del afán de justificar un dogma o doctrina de HOMBRES como el de la teoría TRINITARIA.
Para mas información visite el sitio oficial de la verdad :  TESTIGOS DE JEHOVÀ( ENLACE )